» Litiasis vesical
 » Litiasis renal y ureteral
 
Litiasis vesical
Los litos, cálculos o piedras de la vejiga son pequeñas, duras y generalmente son formadas de calcio o de ácido úrico. A menudo se forman cuando la orina sufre estasis en la vejiga.

Los factores de riesgo para la formación de cálculos en la vejiga son:


Los hombres son más propensos que las mujeres a formar cálculos en la vejiga
Edad adulta
Ingesta insuficiente de líquido
Vaciamiento incompleto de la vejiga - especialmente en hombres con crecimiento benigno de la próstata, causando dificultades con el paso de la orina, o de hombres y mujeres con una condición conocida como vejiga neurogénica
Infecciones urinarias frecuentes o recurrentes
Otras condiciones médicas que causan aumento de la formación de cálculos urinarios


 

Síntomas
La mayoría de síntomas se deben a la irritación de la mucosa de la vejiga por las cálculos, o cuando se obstruye el flujo de la orina de la vejiga. Usted puede tener cálculos en la vejiga y no tener ningún síntoma en absoluto. Sin embargo, si son grandes o si se alojan en la uretra, pueden empezar a causar síntomas.
Sangre en la orina
Dolor al orinar
Dificultad para orinar
Orinar con frecuencia
Urgencia de orinar
Interrupción del flujo de orina
Dolor abdominal
Orina oscura
Infecciones urinarias frecuentes
El escape de orina con urgencia (incontinencia de urgencia)
Incapacidad para orinar (retención urinaria)

Diagnóstico
Su médico puede ordenar algunas pruebas para confirmar el diagnóstico.
Estas incluyen: Exámen general de orina, cultivo de orina, pruebas sanguíneas, eco pélvico e incluso urotac.

Su doctor puede incluso realizar una cistoscopia, para examinar el interior de la vejiga y si hay cálculos, conocer número y tamaño de los mismos. Una cistoscopía es un procedimiento en donde una fibra óptica se introduce por la uretra hasta la vejiga.

Los tratamientos de mínima invasión para tratar los cálculos en la vejiga incluyen, láser, ondas especiales de sonido de alta energía (ultrasonido) o de energía eléctrica. Los fragmentos son entonces eliminados de la vejiga. El abordaje mínimamente invasivo se realiza ya sea a través de la uretra o través de una incisión abdominal muy pequeña.

Si los cálculos son demasiado grandes o demasiado numerosos para ser eliminados por estos métodos, la extirpación quirúrgica abierta puede ser necesaria. Esta incisión se realiza por debajo de la cicatriz umbilical.

Hay tres diferentes métodos quirúrgicos para el tratamiento de cálculos en la vejiga. Dos enfoques son mínimamente invasivos y la tercera es la cirugía abierta tradicional. Las ventajas de los métodos mínimamente invasivos son: menos dolor, no hay incisión o una pequeña incisión, menor estancia hospitalaria y menor tiempo de cateterización. O uso de sondas.

Abordajes de mínima invasión para cálculos en la vejiga

Litotricia y litopaxia transuretral
La cistoscopia se realiza para visualizar el cálculo. Posteriormente, una fuente de energía, como la pneumática o bien ondas de sonido especialmente de alta energía (ultrasonido) o la energía eléctrica (litotricia electrohidráulica), o láser, se utiliza para triturar los litos hasta que los fragmentos son lo suficientemente pequeños para ser removidos a través del cistoscopio. No se hace ninguna incisión en este tipo de tratamiento. Un catéter puede ser necesario al final de su procedimiento.

Litotricia y litolapaxia suprapúbica percutánea
Esta es a menudo utilizada para los cálculos que son demasiado grandes para el tratamiento transuretral y en niños. En este tratamiento, se realiza una pequeña incisión en la pared abdominal inferior. Esto permite a su urólogo utilizar instrumentos para la fragmentación de los cálculos de manera más rápida y eficaz. Un catéter puede ser necesario al final de su procedimiento. Un catéter suprapúbico requiere ser dejado por algunos días en el sitio de punción.

Procedimientos adicionales:
Si sus cálculos en la vejiga fueron causadas por la obstrucción de un crecimiento de la próstata, su médico puede decidir realizar una resección transuretral de la próstata (RTU) posterior a la extracción del lito.

Preparación para la cirugía
Si usted tiene un historial de problemas del corazón, es posible solicitar autorización adicional de su cardiólogo

Preparación para la cirugía
Beba sólo líquidos claros durante un período de 24 horas antes de la fecha de su cirugía
No coma ni beba nada por lo menos 8 hrs antes de la cirugía
La aspirina, Motrin, ibuprofeno, Advil, Alka Seltzer, vitamina E, Ticlid, Coumadin, Lovenox, Celebrex, Voltaren, Vioxx, Plavix y algunos medicamentos para la artritis pueden causar hemorragia y se debe evitar una semana antes de la fecha de la cirugía

Previo a la cirugía
Todos los procedimientos son muy seguros pero hay riesgos que aunque sean mínimos usted debe de conocer:
Hemorragia:
la pérdida de sangre durante este procedimiento es mínimo y sólo en raras ocasiones es necesaria una transfusión de sangre

Infección:
todos los pacientes son tratados con antibióticos de amplio espectro por vía intravenosa antes de iniciar la cirugía para disminuir la probabilidad de infección que es raro que ocurra después de la cirugía

Hernia en lugar de la incisión es poco común
Tejido / lesión de órganos:
aunque son poco frecuentes, el posible perjuicio para el tejido circundante y los órganos, incluyendo el intestino, los vasos sanguíneos

La conversión a cirugía abierta:
el abordaje mínimamente invasivo puede requerir la conversión a cirugía abierta estándar si se encuentra dificultad. Ello se traduciría en una incisión más grande y posiblemente un período más largo de recuperación

Error:
Sus cálculos en la vejiga puede ser demasiado numerosos para ser extraidos en una sola operación con el abordaje mínimamente invasivo. Si esto ocurre una cirugía adicional será necesaria

Otras complicaciones:
éstas son poco comunes e incluyen: bajo contenido de sodio (hiponatremia) y la perforación de la vejiga que puede requerir reparación quirúrgica abierta de la vejiga y la larga duración del cateterismo

Posterior a la cirugía
Inmediatamente después de la cirugía, usted será llevado a la sala de recuperación. Usted será trasladado a su habitación del hospital una vez que esté completamente despierto y sus signos vitales son estables. Si va a volver a casa el mismo día, será dado de alta de la sala de recuperación después de que esté completamente despierto y sus condiciones sean estables.
Dolor postoperatorio:
El dolor puede ser controlado con medicamentos que le serán preescritos ya sean en el hospital o en su domicilio

Náuseas:
puede experimentar cierta náusea relacionada con la anestesia o medicamentos para el dolor. Hay medicamentos disponibles para el control de la náusea

Catéter urinario:
  usted puede esperar tener un catéter urinario, mismo que será colocado a través de su uretra para drenar la vejiga. Este será colocado en la sala de operaciones mientras usted duerme. No es raro tener teñida de sangre la orina, presentar ardor al orinar durante unos pocos días después de su cirugía, pero esto es temporal. Puede que tenga que ir a casa con un catéter, en cuyo caso éste será removido en el consultorio de su médico

Dieta:
Usted puede esperar tener un catéter intravenoso (iv) durante 1-2 días. (una vía intravenosa es un pequeño tubo colocado en la vena para que pueda recibir fluidos necesarios y mantenerse bien hidratado, y además ofrece una manera de recibir la medicación.) la mayoría de los pacientes son capaces de tolerar líquidos al día siguiente de la cirugía y una dieta regular poco tiempo después. Una vez en una dieta regular, para el dolor se toma por vía oral en lugar de por vía intravenosa o la inyección

Deambulación:
es muy importante deambular el mismo día de la cirugía o un día después, esto mejora de manera importante su recuperación y evita complicaciones como trombosis, estreñimiento e infecciones en los pulmones. La deambulación debe ser llevada a cabo con la supervisión de una enfermera o un familiar

Estancia hospitalaria:
la duración de la estancia hospitalaria en la mayoría de los pacientes es de aproximadamente 1-3 días, dependiendo de lo complicado de la cirugía

Estreñimiento:
puede experimentar intestino perezoso durante varias semanas. Supositorios y laxantes son por lo general el tratamiento de este problema

Imprimir esta página