» Litiasis vesical
 » Litiasis renal y ureteral
 
Litiasis renal
Los cálculos renales(litios o piedras), se encuentran formados por pequeños cristales que se precipitan o juntan unos con otros hasta llegar a formar un lito visible

Su tamaño puede variar, desde milímetros hasta centímetros. Pueden permanecer en el riñon (litiasis renal ) o se puede mover hacia el uréter (cálculos ureterales). Ellos causan dolor cuando se bloquea el flujo de la orina desde los riñones hasta la vejiga.


Los factores que pueden contribuir a la formación de piedra son los siguientes:
Ingesta insuficiente de líquido
Enfermedades crónicas o infecciones recurrentes del tracto urinario
Ciertos medicamentos
Obstrucción del tracto urinario
Permanecer en cama por largo tiempo
  Antecedentes familiares de cálculos renales
  Ciertas enfermedades genéticas y metabólicas

  Litiasis renal

Síntomas
Algunos cálculos no causarán síntomas. Se producen síntomas cuando se obstruye el flujo de la orina desde los riñones.
Algunos síntomas comunes son:
Fuerte dolor en la espalda, o parte inferior del abdomen, que puede pasar a la ingle o los genitales
Este dolor puede durar varios minutos a varias horas, seguidos por períodos de alivio
Náuseas y vómitos
Fiebre, escalofríos y debilidad
Sangre en la orina

Diagnóstico
Radiografías, UroTAC y las ecografías se utilizan para determinar el tamaño, la ubicación y el número de cálculos que tiene. Otros estudios. incluyen pruebas de orina (análisis de orina, cultivo de orina) y pruebas de sangre.

Los cálculos a menudo pueden nuevamente presentarse posterior a ser tratados. Es difícil prevenirlos sin embargo se recomienda ingerir gran cantidad de líquidos y ciertos medicamentos dependiendo de la causa de los cálculos.

Tratamiento
La mayoría de los cálculos pequeños pueden ser tratados con ingesta de líquidos, y medicamentos. En cerca de tres a seis semanas, estas piedras saldrán. Ciertos tipos de cálculos que no son los más comunes, (ácido úrico) a veces se disuelven con el uso de medicamentos, sin embargo, los más comunes, los de calcio no pueden ser disueltos medicamentos.

Los cálculos que no son eliminados espontáneamente, que causan dolor incoercible, infecciones de vías urinarias, que no orinan o que afecten los riñones deben ser eliminados a la brevedad.


Procedimientos Quirúrgicos
Las técnicas de mínima invasión están en boga para el tratamiento de los cálculos y la cirugía abierta esta ya casi en desuso.

Procedimientos de mínima invasión

Litotricia extracorpórea por ondas de choque (ESWL):
La litotricia extracorpórea por ondas de choque es una técnica para el tratamiento de cálculos en el riñón y del uréter que no requiere una incisión. Se utilizan rayos X o ultrasonido para determinar la ubicación de los cálculos, y un dispositivo que emite ondas de choque a través del cuerpo. Estas ondas de choque rompen los cálculos en pedazos diminutos que son lo suficientemente pequeños para pasar junto con la orina. Se requieren una o dos sesiones para este tratamiento, cada sesión dura en promedio 60 minutos, y el paciente es sedado.

Dependiendo del tamaño, alguna s veces previo a la ESWL se coloca un tubo interno llamado catéter ureteral para que los cálculos fragmentados no obstruyan el paso de la orina. Mismo que se retira unas semanas después.


Ureteroscopía:
Otro tratamiento es la ureteroscopia, se realiza insertando un ureteroscopio, que es una fibra óptica hueca, hacia el uréter y riñón. La piedra puede ser fragmentada en pequeños litos usando un láser. Los fragmentos son luego retirados, dejando un catéter después del procedimiento. Este procedimiento se realiza generalmente en forma ambulatoria y se reserva para cálculos en uréter y riñón.

Nefrolitotomía Percutánea (NLPC):
Cuando las cálculos son grandes, numerosos, o en una ubicación que no permite que se empleen otras técnicas, o bien estas fallaron la extracción de cálculos percutánea puede ser utilizada. Este procedimiento se conoce como nefrolitotomía percutánea (NLPC) que consiste en que el urólogo hace una pequeña incisión, de aproximadamente 1 cm, en la espalda y se crea un túnel directamente en el riñón. Luego, el cirujano puede revisar el riñón utilizando un nefroscopio y extraer los cálculos. Al terminar el procedimiento se deja tubo de nefrostomía (tubo para drenar el riñón) y / o un catéter ureteral temporalmente. Es necesario permanecer hospitalizado 1 ó 2 días después del procedimiento.

  Litiasis renal


Qué esperar antes de la cirugía
En caso de problemas de corazón, es necesario que primero sea valorado por su cardiólogo
No coma ni beba nada por lo menos ocho horas antes de la cirugía
La aspirina, Motrin, el Ibuprofeno, Advil, Alka Seltzer, Vitamina E, Coumadina, Celebrex, Voltarén, Vioxx, Plavix y algunos medicamentos para la artritis pueden causar hemorragia y se debe evitar una semana antes de la fecha de la cirugía.
Todo medicamento que usted tome es necesario que le informe al urólogo


Normalmente, la duración de la operación es de 45 minutos a tres horas, dependiendo del tipo de procedimiento que se quiera realizar

Posibles riesgos y complicaciones
Todos son procedimientos seguros, sin embargo, todos conllevan un riesgo aunque sea mínimo

Sangrado: la orina con sangre después de la cirugía es frecuente en todos estos procedimientos. En la NLPC el riesgo de transfusión es aproximadamente del 1%
Infección: Todos los pacientes son tratados con antibióticos de amplio espectro por vía intravenosa antes de iniciar la cirugía para disminuir la probabilidad de infección posterior a la cirugía
Lesiones de órganos o tejidos: Aunque es infrecuente, las lesiones a los tejidos circundantes y los órganos, incluyendo el intestino, los vasos sanguíneos, el hígado, el bazo, los pulmones es posible
Redox: Cuando son muchos los cálculos es necesario a veces repetir el procedimiento

Posterior a la cirugía
Se le indicará que beba muchos líquidos para ayudar a eliminar los coágulos. Usted puede experimentar un poco de dolor como los fragmentos que salen, lo que puede durar hasta cuatro a ocho semanas. Estos síntomas se pueden atenuar con analgésicos simples.

El sangrado en la orina suele durar algunos días, conforme se ingiere líquidos va desapareciendo
Control del dolor: Usted puede esperar tener el dolor que pueden requerir medicamentos durante algunos días después del alta. A partir de entonces, Tylenol debería ser suficiente para controlar el dolor
Ducharse: Usted puede ducharse en casa
Actividad: Tomar paseos es muy importante. Permanecer sentado o acostado en la cama debe ser evitado. Subir escaleras está muy bien. No debe conducir automóvil por lo menos una semana después de la cirugía. NO debe levantar objetos pesados (más de 10 kgs) durante una semana después de la cirugía. No debe hacer ejercicio (correr, nadar, caminadora, bicicleta) hasta que su médico determina que es seguro hacerlo. Usted puede esperar a volver al trabajo dentro de dos a cuatro semanas, dependiendo del tipo de procedimiento
Las pruebas de seguimiento y radiografías: serán determinadas en la siguiente consulta así como el retiro de sondas y catéteres

Imprimir esta página