» Hiperplasia de próstata
 » Obstrucción de la unión     ureteropiélica
 » Infección de vías urinarias
 
Hiperplasia de próstata
"Es quizá el padecimiento urológico más frecuente. Consiste en el crecimiento a expensas de tejido sano de la próstata que se suele manisfestar mediantes síntomas urinarios, ya que, invariamente todos los hombres tendrán crecimiento de próstata después de los 30 años."

Demografía y factores de riesgo:


El diagnóstico de HPB sintomática se realiza sobre la severidad de la sintomatología y exámen físico. No todos los crecimientos de la próstata causan síntomas.
HPB es muy común. La aparición de HPB histológica (diagnosticada bajo el microscopio) en los estudios de autopsia es la siguiente:
20% en hombres de 41-50
50% en hombres de 51-60
90% en los hombres mayores de 80 años
Aunque la HPB sintomática es menos común, aproximadamente el 25% de los hombres a los 55-años tienen síntomas de HBP, y el 50% de 75 años también

El único factor de riesgo demostrado para la HPB son la edad y el sexo masculino. Sin embargo, hijos y hermanos de los pacientes con HPB tienen un mayor riesgo para el desarrollo de la HPB.

Las causas de la HPB no se conocen bien. Se cree que es el resultado de cambios hormonales y los cambios en la próstata que se producen como parte del proceso normal de envejecimiento. Por lo tanto, realmente no hay una prevención eficaz de esta enfermedad
.

 
   
Resección Transuretral de Próstata  

Síntomas

Disminución en la fuerza y calibre del chorro de orina
Titubeo para iniciar la micción
Goteo al terminar de orinar
Sangrado en la orina
Retención aguda de orina
Cálculos en la vejiga
Infección de la urinaria
Orinar muchas veces durante la noche (nicturia)
Falla renal

Opciones de tratamiento
Existen varias líneas de tratamiento actualmente para la hiperplasia de próstata
Observación:
  Se les ofrece a aquellos hombres con síntomas leves

Tratamiento con medicamentos:
 
La terapia específica se basa en la gravedad de los síntomas de un hombre, su estado general de salud, el tamaño de la próstata, la geometría (forma) de la próstata y la preferencia del paciente. Los medicamentos son por lo general la primera línea de tratamiento. La terapia con alfa-bloqueantes adrenérgicos, o 5-alfa-inhibidores de la reductasa, puede ser suficiente.

Cirugía endoscópica:
 
Esta se lleva a cabo a través del pene, sin heridas, con un aparato que lleva un sistema de visión de fibra óptica y un resector que puede ser de varios tipos: Termoterapia de microondas, láser holmium, resección transuretral de próstata convencional, resección transuretral de próstata con energía bipolar son los diferentes tipos de resección que ofrecemos en el Instituto, además de Ultrasonido de alta frecuencia (HIFU). La resección transuretral de próstata, requiere una estancia en el hospital durante la noche.
Lo más importante es que usted tenga en cuenta que en este tipo de cirugía no se retira en su totalidad la próstata, solo la parte de ella que produce la obstrucción.

Estos procedimientos, se eligen a juicio del médico, en cuanto al tamaño de su próstata, riesgo de sangrado, y otras enfermedades que podría afectar la recuperación del paciente.

HIFU o ultrasonido de alta frecuencia
Prostatectomía mediante cirugía ya sea laparoscópica, robótica o abierta


Para la cirugía
Si usted padece un algún problema cardiovascular será necesario que primero sea revisado por su cardiólogo de cabecera. Existen muchos equipos sofisticados, con los que se puede llevar a cabo la cirugía endoscópica de una manera segura para usted.

Preparación para la cirugía:
Ocho horas antes de la cirugía no tomar ni beber alimentos
La aspirina, motrin, el Ibuprofeno, Advil, Alka Seltzer, Vitamina E, Ticlid, Coumadin, Lovenox, Plavix y algunos medicamentos para la artritis puede causar hemorragia y se debe suspender 7 días antes de la fecha de la cirugía. Su farmacia o la prescripción médica le puede decir si los medicamentos que está tomando "adelgazar" su sangre”.
No deje ningún medicamento sin contacto con el médico prescriptor para obtener su aprobación.

Posibles riesgos y complicaciones:

Pérdida de sangre:
  Es muy frecuente que la mayoría de los pacientes tenga orina con sangre los primeros días posterior a la cirugía, sin embargo menos del 1% de los pacientes requieren una transfusión

Infección del tracto urinario ocurre en el 5-10% de los pacientes
Eyaculación retrógrada:
  durante la eyaculación, el semen puede volver a su vejiga. Sale la próxima vez que orine. Esto no tiene ningún efecto sobre su capacidad de obtener o mantener una erección, o de experimentar un orgasmo. Esto sólo afectará a su capacidad para tener hijos

Incontinencia urinaria-la pérdida de orina asociada con la necesidad de orinar puede ocurrir por un par de semanas después de la cirugía. Se espera y se resuelven como irritación de la vejiga de los procedimientos y disminuir catéter. La incontinencia urinaria a largo plazo puede ocurrir en un 2% de los pacientes

Estenosis uretral:
tejido cicatrizal puede requerir cirugía adicional. Esto ocurre en menos del 1% de los pacientes


Para después de la cirugía:
El control del dolor:
Normalmente no hay dolor después de esta cirugía salvo un poco de ardor al orinar, que se espera y disminuye con cada micción. El catéter que se deja puede experimentar espasmos de la vejiga (calambres en el abdomen inferior) que cesarán posterior a retirar el catéter

Ducharse:
Usted puede ducharse en casa. Si usted está dado de alta con un catéter, no desconecte la bolsa de drenaje de su catéter. Preste atención a la zona donde la sonda entra en la punta del pene. Después de la ducha, seque la zona, donde entra la sonda así como su bolsa de drenar bien

Actividad:
Tomar paseos es muy importante. Permanecer sentado o acostado en la cama debe ser evitado. Subir escaleras está muy bien. Manejar, debe evitarse por lo menos dos semanas después de la cirugía. Rebotar en un coche, incluso como pasajero, puede provocar una hemorragia. Está contraindicado levantar objetos pesados o de hacer ejercicio (correr, nadar, caminadora, bicicleta) durante cuatro semanas o hasta que le indique su médico. Usted puede esperar a volver a trabajar en aproximadamente 3 a 4 semanas

Actividad sexual:
deben evitar las relaciones sexuales durante 6 semanas después de la cirugía

Dieta:
 
Su apetito puede disminuir después de la cirugía que es normal. Trate de comer comidas pequeñas con frecuencia

Evite el estreñimiento:
Puede tomar laxantes o un laxante si es necesario. No use enemas. Asegúrese de incluir frutas, verduras y fibra en su dieta. Usted debe evitar el esfuerzo de tener una evacuación intestinal ya que esto puede incrementar el sangrado

Fiebre:
 
Si usted tiene una fiebre de más de 38.5 grados centígrados, llame al consultorio de su médico. Asegúrese de completar el ciclo completo de antibióticos prescritos por su médico

Micción:
 
Es normal que de manera intermitente ver sangre en su orina. Esto puede ocurrir de forma intermitente durante 3-4 semanas después de la cirugía. Aumente su ingesta de líquidos, si no es médicamente contraindicado, con el fin de diluir la orina. Si su orina parece ser espesa y con sangre, o tiene una gran cantidad de coágulos de sangre, llame a su médico. Usted también tendrá la urgencia urinaria (la necesidad rápida de orinar con poca advertencia) cuando esta aún colocada el catéter. Esto se resolverá con el tiempo. Quizá llegue a necesitar medicamentos

Imprimir esta página