» Cáncer de próstata
 » Cáncer de vejiga
 » Cáncer de testículo
 » Cáncer de pene
 » Cáncer de riñon
 » Cáncer suprarrenal
 
 
Cáncer de riñón
Los riñones son un par de órganos que se encuentran ubicados, en la región baja de la
espalda, cubiertos por los músculos de la misma y hacia adelante para la cavidad abdominal


Tiene importantes funciones para filtrar la orina y con ello eliminar los desechos tóxicos del cuerpo: En ellos se puede producir tumores benignos y malignos (carcinoma) así como quistes que son colecciones de líquido.


La mayoría de los tumores renales son detectados cuando los pacientes son sometidos a estudios radiológicos y descubiertos de manera incidental. Si esto sucede las lesiones son pequeñas y el la tasa de curación es de aproximadamente 90%. Es importante mencionar que hasta este momento no hay análisis de sangre específicos que pueden detectar el carcinoma renal.

Existen varias opciones para los pacientes con carcinoma renal.

Observación:
Pequeños tumores renales en pacientes de edad avanzada o personas con múltiples problemas médicos se pueden seguir con estudios de rayos X cada 6 a 12 meses.

Cirugía:
Tumores renales localizados se manejan mejor mediante la extirpación quirúrgica. Para tumores menores de 5 cm de tamaño en la radiografía puede ser posible para extirpar el tumor sin necesidad de extirpar el riñón entero. Esto depende de la localización del tumor. Para tumores más grandes, todo el riñón es removido, posiblemente con la glándula adrenal y los ganglios linfáticos. La cirugía también puede ser recomendada en pacientes que presentan síntomas significativos de sus tumores y enfermedad avanzada. Puede ser beneficioso en pacientes seleccionados con metástasis del tumor extirpar el riñón. La mayoría de la cirugía del riñón se puede llevar a cabo a través de la laparoscópica y asistida por robot.

Usted debe saber que todos los pacientes con tumores malignos del riñón, aunque sean operados exitosamente necesitarán vigilancia posteriormente.

Cáncer de riñón  

Nefrectomía simple y radical por laparoscopía y asistida por robot
Desde su descubrimiento, la nefrectomía laparoscópica ha demostrado que proporciona a los pacientes de una manera segura y eficaz la extirpación de un riñón enfermo. La nefrectomía laparoscópica es una técnica mínimamente invasiva que causa menos malestar con resultados equivalentes en comparación con la cirugía abierta tradicional. Esta técnica puede usarse con seguridad para eliminar los riñones enfermos con cáncer, infección u obstrucción.

En comparación con la técnica convencional de cirugía abierta, la nefrectomía laparoscópica se ha traducido significativamente en menos dolor postoperatorio, una estancia hospitalaria más breve, regreso al trabajo y las actividades diarias de manera más breve y un resultado estético más favorable. Cuando se usa para tratar el cáncer, la nefrectomía laparoscópica también se ha demostrado para proporcionar la igualdad de curación en comparación con la cirugía abierta
.

Nefrectomía parcial laparoscópica y asistida por robot
La nefrectomía parcial laparoscópica ofrece a los pacientes una manera segura y eficaz de eliminar un tumor renal pequeño, preservando al mismo tiempo el resto del riñón. La cirugía laparoscópica es una técnica mínimamente invasiva, que proporciona a los pacientes, con menos molestias, resultados equivalentes en comparación con la cirugía abierta tradicional.

En comparación con la técnica convencional de cirugía abierta, la nefrectomía parcial laparoscópica ha dado lugar a significativamente a menos dolor postoperatorio, una estancia hospitalaria más breve, regreso al trabajo y actividades diaria de manera más breve, un resultado estético más favorable y los resultados que parecen ser idénticos a los de la cirugía abierta. La nefrectomía parcial se ha convertido en un procedimiento estándar para los pacientes seleccionados con carcinoma de células renales.y tumores pequeños. Siempre que sea posible, es preferible dejar parte de los riñones para aumentar al máximo la función renal global. Además, es posible que los tumores del riñón puedan repetirse en el riñón normal opuesto. A veces el tamaño contraindica la nefrectomía parcial y es necesario realizar un procedimiento radical.


Imprimir esta página